jueves, 24 de mayo de 2012

No es una simple amistad, somos amigas de verdad.

Me refíero a amigos de verdad, amigos del alma. De esos que te prestan el hombro, la mano y el cuerpo entero cuando estás triste; que se rien más fuerte que vos cuando estás feliz y que pegan saltos de canguro cuando festejan que te pasó algo bueno.
Las quiero locas :)